martes, 1 de marzo de 2011

Las Noches de JR

Las noches de Julian Rodriguez

La exposición esta abierta a todo el publico y se encuentra en el primer piso de Cabrales en la calle Alberti 1343, el espacio de arte muy importante que este mes de marzo cuenta con la presencia de las obras del Fotógrafo Julian Rodriguez, la serie de fotos, son Tomas solo de noche y muestra los distintos tonos de grises que se pueden apreciar en cada una de las Fotografiás expuestas en el lugar. La muestra esta comprendía por una veintena de fotos de la serie de las noches, el autor Firmo ejemplares de las fotos y concedió entrevista a varios medios.




De todas las presentaciones que tuve con la fotografia solo algunas pocas resultaron satisfechas por completo, porque al llegar a un punto de aparente encuentro u hallazgo, se le superponía otra búsqueda supletoria o compensatoria de la anterior. De este modo, la exposición de un trabajo cerrado nunca era del todo regocijante por su gusto a incompleto que genera el saber que mi camino como fotógrafo no termina cuando la obra se muestra sino solo cuando consigo una metafora adecuada a lo que me suceda profundamente.





Con las noches me permito mostrar periodos de elaboración de esto que me esta pasando, porque fotografiá de noche me permite encontrar metáforas siempre seductoras de las representaciones de mi mutable mundo interno. porque vamos a decirlo una ves mas fotografié lo que fotografié y digan lo que digan los parientes o vecinos, no se fotografiá solo personas, paisajes o curiosidades, porque interesan las cosas. Aveces consciente y otras no tanto la búsqueda siempre esta movida por los piolines invisibles borgesianos, alguna vez tirados desde nuestra interioridad y en puja con las otras fuerzas del mundo real, que nos hace ver esto o aquellos




Mi modo de vivir la fotografiá tiene mas que ver con encontrarme en los espejos ilusorios que brinda la realidad palpable, visible y material para que , al conjugarla con un mundo ideal se conjugue en la excitación de encontrarme con un espejo de las almas; en un charco, en un perro, en un árbol, un barco o en cualquier cosa que se deje ver tanto tiempo como haga falta, como para reconocer eso que me hizo querer capturarla.
Y prefiero hacerlo de noche , cuando todo se ve distinto, cuando la rotación del planeta es una aliada y prueba del tiempo, cuando otros movimientos se hacen visibles o protagonistas, dejando a lo inmóvil como testimonio de su entidad y permancencia: porque la falta de luz, ayuda a buscarla con mas esmero.




Texto original:Julian Rodriguez
Fotografias: Victor Agüero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada